martes, 10 de marzo de 2009

Enrique P. Oses, in memoriam

(Pique sobre la imagen con el mouse para ampliar)
Este caballero es el padre del “DIARIO PAMPERO”.
Pedimos una oración por el descanso de su alma nacional justicialista.
Dios paterno y trinitario lo tenga en su gloria eterna.
Amén.


BOLETÍN DEL I. JUAN MANUEL ROSAS DE I.H. JULIO 1968. AÑO I, 2ª época. Nº 1. p. 6. ; Boletín del I. JUAN MANUEL ROSAS DE I.H. año VIII. DICIEMBRE 1954 – JULIO 1955. nº 21-22. p. 5 necrológica junto al Sr. RICARDO FONT EZCURRA.

En nuestra biblioteca Clemente XIV, un ejemplar de Enrique P. Osés, “Medios y fines del nacionalismo. Editorial La Mazorca, Buenos Aires, 97 p. con su lema fundacional: “No dudes más: en el nacionalismo está tu puesto de lucha. Aquí está tu deber. Aquì está tu patria”. (OSÉS).
Actual: nuestro sitio Diario Pampero Cordubensis ESTÁ CONTROLADO (nos marcan la cancha) por el Instituto A. Arendt (Diana Mafia). Geller, Mario Alberto, “El antisemitismo y la Argentina” y por Gustavo Efrón y Dario Brenman. “El nazismo, bajo la mirada de los diarios”. ESTOS LA ÚLTIMA SEMANA.
El camarada OSÉS es acusado como que recibía fondos del Ministerio de Propaganda del Tercer Reich (Dr Goebbels). Otros círculos locales dicen que era nazi. Sobre todo en el libro Los nacionalistas de Marysa Navarro Gerassi, Buenos Aires, Editorial Jorge Álvarez, 1968.
Para Diario PAMPERO Cordubensis nos remitimos a lo expuesto en el Boletín Rosas.


EL VIEJO ARCABUZ

Allá por el año 1939, un grupo de anglófilos nativos montó una muy sonada patraña destinada a hacer creer a la incauta opinión pública de entonces que existía un plan de anexión y dominio de nuestra Patagonia por parte del Tercer Reich. Un aventurado internacional, valiéndose de un burdo truco fotográfico, logró conmover a todas las estructuras y poderes de la República, incluido al propio presidente. Los diarios de la época llevaron adelante una ruidosa campaña contra lo que parecía un inminente peligro de invasión nazi a la Argentina. Desde luego que semejante farsa tenía un destinatario exclusivo: el NACIONALISMO al que se pretendió enlodar acusándolo de cómplice de semejante atentado a la seguridad y la integridad de la Nación. Así, curiosamente, mientras el Impero Británico ejercía sin traba alguna un dominio irrestricto sobre nuestra vida política y económico con el indisimulado apoyo a un dirigencia servil, esa misma dirigencia – o al menos algunos de sus hombres – se rasgaba las vestiduras acusando al NACIONALISMO de conspirar contra la Patria en una supuesta e infamante alianza con la Alemania hitleriana.
La farsa tuvo patas cortas y la Justicia jamás pudo probar nada; pero sirvió para demostrar hasta donde era capaz de llegar la audacia de los enemigos del NACIONALISMO.
La pluma brillante y acertada de (+) DON RAMÓN DOLL salió al cruce esta infamia EN UN FOLLETO que hizo época: “DEL SERVICIO SECRETO INGLÉS al JUDÍO DICKMAN”, editado ese año de 1939, en Buenos Aires por los Talleres Optimus e integrado, posteriormente, a otras colecciones de escritos y ensayos del inolvidable maestro del periodismo nacionalista – escribió un prólogo al folleto de DOLL. Sus palabras iniciales rezaban así: “Las armas dialécticas de los enemigos del Nacionalismo – este movimiento argentino que saca de quicio a tantos, porque tiende precisamente a poner en su quicio las cosas nuestras, desde el espíritu de las instituciones políticas -; las armas dialécticas de los enemigos del Nacionalismos, decíamos, son como los VIEJOS ARCABUCES QUE PUEDEN DISPARARSE HOY MISMO: HACEN UN RUIDO BÁRBARO, PERO SUS TIROS NO MATAN A NADIE; SE LES DESPARRAMA EL PLOMO, ESTRUENDOSAMENTE. NADA MÁS. SÓLO QUE NO OTRO FIN MUEVE A NUESTROS ENEMIGOS. HACER RUIDO PARA QUE LA GENTE CRÉDULA, LA GENTE TIMORATA, LA VASTA GREY DE LOS BURGUESES, SE SOBRECOJA TODA Y SE RECLUYA EN SUS CASITAS, HACIÉNDOSE CRUCES”.
Hasta aquí Don ENRIQUE P. OSÉS.

Han pasado setenta años de estos hechos y de esta página. El viejo arcabuz de los enemigos del NACIONALISMO -que son los enemigos de la ARGENTINA HISTÓRICA- ha vuelto a disparar, sacado del arcón mugriento… ES EL NAZISMO (el destruido política y militarmente, no el nazismo poderoso y triunfante de hace más de medio siglo), el fundamentalismo, el mesianismo, la ultraderecha o cualquier otra monserga excogitada por los herederos de aquel “RÁBULA ALQUILÓN” como lo llamó DOLL al mentor del antiguo arcabuzazo.

Editó Gabriel Pautasso
gabrielsppautasso@yahoo.com.ar
Diario Pampero Cordubensis nº 228

2 comentarios:

Memoria dijo...

Osés fue uno de las mentes más esclarecidas de la Argentina de su tiempo. Un patriota cabal que pocos recuerdan y menos aún conocen. Los felicito por recordarlo.

H.M.C.

Coronel Kurtz dijo...

Entre los sostenedores de la patraña de que el Nacionalismo recibía fondos de los nazis estuvo el traidor Juan Carulla, alejado hacía tiempo del nacionalismo (desde que apoyara a Justo y denunciara la conspiración nacionalista de Molina) pero que a los enemigos no les importar citar una y otra vez.