sábado, 27 de marzo de 2010

2 de ABRIL DE 1982: LA EPOPEYA DE MALVINAS

La sangre de aquellos que han muerto por la Patria tiene que ser la semilla de una Patria nueva. No podemos olvidar su espíritu. No podemos olvidar el coraje y la generosidad con los que fueron voluntarios al combate. No podemos olvidar su muerte, por más que nos quieran hacer olvidar todas estas cosas.
Editó: Lic. Gabriel Pautasso
Ver nota completa…