domingo, 22 de noviembre de 2009

Proyección marxista en la educación argentina


Desde sus comienzos, la Reforma estuvo caracterizada por un xenófobo laicismo anti-religioso al amparo de argumentos a favor de la “libertad de pensamiento”, “libertad de conciencia” y de “resistencia al dogmatismo”, postulados del liberalismo racionalista.

Por Gabriel S. P. Pautasso

(Córdoba, 1979-2009)

1. la Reforma Universitaria (1918)

“Como en el 18, los reformistas actuales, “levantando el estandarte de la libertad y de la redención social, postulaban entonces y vivieron una gran licencia vital y en medio de una verdadera anarquía ideológica, con desconocimiento completo de los principios cristianos, SE REBELARON ABIERTAMENTE y atropellaron contra todo lo que había de sagrado en la existencia y de respetable en la sociedad: DIOS, LA IGLESIA, el SACERDOTE, la FAMILIA, la PATRIA”. “El movimiento reformista fue siempre una toma de posición frente a la vida y sus valores. Y el problema capital de la existencia humana, el problema de DIOS, de la IGLESIA y de la LEY DIVINA, la generación de 18 tomó decididamente partido en contra”. “Había el deseo firme y violento de provocar LA REVOLUCIÓN social, la revolución propugnada por el COMUNISMO internacional, tal como acababa de realizarse en RUSIA”. Exactamente como hoy.

Leer más…