domingo, 6 de diciembre de 2009

La critica marxista de la filosofía


“Luchamos por las puertas del cielo”, clamará KARL LIEBKNECHT, jefe de los espartaquistas, bolcheviques alemanes en 1919. (10)
Se trata de hacer ver a los cristianos que todo eso por lo que han luchado, y en lo que han creído, no es más que una versión utópica e ilusoria de necesidades, intereses y aspiraciones reales. EL GRAMSCISMO, la filosofía de la praxis, recogerá esas necesidades, intereses y aspiraciones en la única perspectiva “real”: la del rechazo de la trascendencia, la de la humanización de la historia. EL PARAÍSO, SÍ; PERO EN LA TIERRA. Y en la tierra no de un modo ingenuo: sino como una continua labor histórica.

Por Gabriel S. P. Pautasso

Leer más…