lunes, 27 de julio de 2009

De musa a montonera

Tiradas las puertas, comenzaron los gritos. En la casa nadie reaccionó, los policías parecían asustados, recorrieron las habitaciones y a los empujones obligaron a todos ponerse boca abajo en el piso mientras preguntaban: “¿dónde está el Profesor?”
Por Laura Giussani
http://www.pagina12.com.ar/diario

Leer más...